La gestión del patrimonio cultural en el contexto de la pandemia

Publico hoy el vídeo de la conferencia on line “Retos de la gestión del patrimonio cultural en el contexto de la pandemia”, que impartí el pasado 28 de mayo de 2020 invitado por la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de Perú, en el marco del Ciclo de Conferencias Virtuales “Gestión del Patrimonio e Innovación en tiempos del Covid – 19”.

Faltan los primeros dos minutos de la conferencia en los que reflexionaba sobre la siguiente idea: los retos de la gestión del patrimonio cultural en el contexto de la pandemia, no son los mismos para todo el mundo, sino que dependen de la perspectiva de gestión desde la que se vayan a plantear. Si se plantean desde la óptica de la gestión orientada principalmente al mercado serán unos (cómo recuperar rápidamente un alto número de visitantes, por ejemplo). En cambio, si se plantean desde la óptica de una gestión con mayor sensibilidad social, los retos serán otros y en esos otros retos de carácter más social es en los he centrado mi ponencia. Aunque todos deberemos discutir sobre los retos con la mascarilla puesta. Porque la única certeza común a todos los enfoques de gestión del patrimonio cultural, es la necesidad de garantizar a corto plazo la seguridad de las personas que trabajan y de las que visitan los museos.

Más allá de los retos coyunturales inmediatos, desde la perspectiva del museo social, los retos de fondo siguen siendo los mismos que eran antes de la pandemia y, básicamente, se pueden agrupar en cuatro grandes cuestiones.

Disminuir la presión sobre sitios patrimoniales: La necesidad de que algunos sitios patrimoniales, que funcionan como principal atractivo turístico de un territorio, reciban un número de visitantes que está muy por encima del que precisaría una visita de calidad, es uno de los grandes efectos negativos provocados por la masificación del turismo cultural. La emergencia sanitaria ha forzado su cierre pero ¿qué pasará después de la pandemia?

Mejorar la calidad de la experiencia de la visita: La preocupación por el público de museos y monumentos es relativamente reciente en los países de tradición latina, más preocupados en general por la conservación que por la difusión e interpretación del patrimonio. El cierre y la reducción de aforo de muchos sitios y museos ha acelerado los procesos de digitalización y virtualización, pero la experiencia real seguirá siendo la base del patrimonio.

El patrimonio como sector estratégico para el desarrollo y el empleo: En los países de tradición latina, desde Italia hasta Perú, la gestión del patrimonio ha estado más enfocada a la conservación de museos y monumentos que al uso social del patrimonio. Por este motivo, los recursos que se destinan se ven más como un gasto que como una inversión y así, la visión del patrimonio como un sector estratégico de desarrollo económico y social se disuelve en discursos retóricos.

La dimensión social del patrimonio: La nueva definición de museo que se debatió y finalmente se rechazó en la 34ª Asamblea General Ordinaria del ICOM que tuvo lugar en Kyoto (Japón) el pasado 7 de septiembre del 2019, recogía una antigua aspiración tendente a hacer de los museos y sitios patrimoniales verdaderos foros de debate sobre los principales problemas que afectan a la entera humanidad y que en cada ciudad tienen su propia y particular manifestación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .