Interpretar nuestro patrimonio con apps y smartphones

Este texto corresponde a la ponencia que presenté en las XV Jornadas de la Asociación para la Interpretación del Patrimonio celebradas en Barcelona del 10 al 13 Marzo de 2016 y dedicadas al tema La interpretación del patrimonio en la era digital. Buscando complicidades con la tecnología.

Interpretar nuestro patrimonio con apps y smartphones. Manel Miró.

Tilden dejó escrito “Nunca habrá un dispositivo de telecomunicación tan satisfactorio como el contacto directo con una persona, no ya sólo con la voz, sino con la mano, el ojo, la improvisación ocasional y significativa, y con esa sensación que fluye del físico de la propia persona “ y, ciertamente, una buena interpretación hecha en primera persona es una de las mejores experiencias patrimoniales que se pueden vivir pero también es cierto que una mala interpretación hecha en directo por una persona es una de las más incómodas experiencias que se puedan vivir. Demasiado a menudo, en el mundo real, la buena interpretación personal es un ideal inalcanzable que puede ser paliado con un buen uso de la tecnología.

La movilidad como objetivo, los dispositivos electrónicos móviles como instrumentos de interpretación

Como la interpretación está íntimamente ligada a la comunicación y es un arte que combina muchas artes, era de esperar que los avances en el mundo de las telecomunicaciones tuvieran su reflejo en el de la interpretación. Comunicar a grandes distancias, comunicar a la vez a miles de personas situadas en sitios distantes. En nuestro mundo altamente tecnificado quizá hemos perdido el recuerdo de la gran revolución que supuso la invención de la radio, la mayor en los medios de comunicación desde la invención de la imprenta. En paralelo a la revolución de la radio tuvo lugar la revolución que supuso el desarrollo de la tecnología de registro de sonido. Ambos ingredientes permitieron el desarrollo de los primeros experimentos de interpretación portátil.

01_Densmore

Frances Densmore durante una grabación a un jefe de los Pies Negros en un fonógrafo de cilindro para el Bureau of American Ethnology (1916)

02_Stedelij

Visitantes con la primera audioguía

En 1952, el mismo año que Tilden recibía el encargo que daría pie al clásico “Interpreting our heritage”, la multinacional holandesa Phillips desarrollaba un prototipo de audioguía revolucionario para una exposición temporal en el Stedelijk Museum de Ámsterdam. La tecnología utilizada fue un circuito cerrado de radio de onda corta. La salida de audio de un reproductor de cinta analógica sirvió como estación de emisión y la transmisión se realizó a través de una antena de cuadro. El audio llegaba a los visitantes a través de un receptor de radio portátil con auriculares, cuando entraban dentro del bucle de la emisión de radio, es decir, el visitante no podía escoger pistas sino que al entrar en una habitación recibía lo que emitía en ese momento el emisor de la sala.

El prototipo de Philips no tuvo continuidad pero en el año 1979 un aparato llegó para revolucionar la manera de escuchar música: el walkman de Sony permitía escuchar música por la calle paseando, haciendo footing o viajando en el bus, en el metro o en el tren . Con el walkman se rompió la barrera de escuchar música en público de manera individual. Las posibilidades del aparato como herramienta de interpretación fueron consideradas por el Servicio de Parques Nacionales de los EEUU. En 1987 el National Parks Service encargó al actor y director teatral Chris Hardman una visita para hacer con walkman para la prisión de Alcatraz, que recientemente se había convertido en un monumento visitable. Esta audioguía se hizo a partir de entrevistas a guardias y presos que habían trabajado o cumplido condena a Alcatraz. No se añadieron otras voces de locutores o actores generando así una experiencia convincente debido a las voces inquietantes que cuentan sus historias con sus propias palabras. Lo interesante de esta audioguía es que se trata de una experiencia interpretativa plena que está fuera del alcance de ninguna guía. De esta manera se ponía en cuestión la idea de Tilden que los dispositivos de telecomunicación nunca serían tan eficaces como los guías. En realidad abrían un mundo de nuevas posibilidades interpretativas que una visita guiada nunca podría satisfacer.

La aparición de los dispositivos de audio digitales y los sistemas de compresión de archivos de sonido a finales de los 80 permitieron una mejora sustancial de los dispositivos portátiles de reproducción de sonido, especialmente en cuanto a la selección de pistas de audio y su calidad de sonido. Como instrumentos de interpretación, las audioguías generalmente reproducen el modelo de visita guiada clásica con una voz en off que explica, a veces en tono didáctico, a veces en tono académico, diferentes objetos o partes de un museo o centro patrimonial. Las audioguías se convirtieron en el primer negocio rentable vinculado directamente a los servicios básicos de un museo.

Los primeros años del siglo XXI vieron la aparición de unos dispositivos multimedia portátiles que incorporaban, además del audio, pantallas para gráficos y vídeos, conectividad a Internet sin cables y guía con GPS. Por primera vez existía un dispositivo capaz de hacer todas las tareas que implica una visita guiada o un sendero interpretativo. La capacidad de interacción de los dispositivos de comunicación portátiles aumentó de manera exponencial y las posibilidades para las experiencias interpretativas se multiplicaron.

Con la llegada en 2007 del Iphone de Apple y en 2010 del Nexus One de Google se popularizó el uso de los smartphones y de un producto íntimamente asociado a ellos, las apps. Si Internet permitió que desde casa o el trabajo accediéramos a todo el saber del mundo, los smartphones nos han permitido acceder al mundo desde cualquier lugar, siempre que este lugar tenga cobertura y los costos de roaming no te arruinen. Los smartphones han permitido concentrar en un único dispositivo los avances tecnológicos desarrollados en las últimas décadas en el mundo de las telecomunicaciones y, al mismo, tiempo su inmensa popularización ha permitido el desarrollo del sector de las aplicaciones.

Lo que han aportado las apps y los smartphones al arte de la interpretación

Desde la llegada de los smartphones y las apps se aprecia una consolidación de la tendencia de promover proyectos móviles por tres motivos principales: ofrecer contenido interpretativo adicional, promover el diálogo entre institución y visitante y experimentar vías de fidelización, es decir, explorar los potenciales de las redes sociales.

Han abierto el acceso de la creación de contenidos. Las apps forman parte de un sistema de creación y distribución de contenidos perfectamente estandarizado que consta de un paquete de programación y de unas tiendas “on line” abiertas 24 horas 365 días al año. La publicación de una app es infinitamente menos costosa que la publicación de un libro, la instalación de un itinerario señalizado o la creación de un centro interpretativo. En cierta manera las instituciones patrimoniales han perdido el monopolio de la creación de contenidos aunque sus marcas, en general, siguen teniendo la primacía en la selección de ofertas que hacen los usuarios. Lo que han aportado las apps y los smartphones al arte de la interpretación

04_MoMA

La app del MoMA

Han facilitado la publicación de contenidos. Al divorciar el software (contenidos) del hardware (dispositivo de audioguía) el abanico de profesionales dedicados a la creación de audioguías ha aumentado. La popularización del smartphone hace que ya no sea necesario disponer de unos dispositivos específicos para ofrecer contenidos en los museos. La simplificación del proceso de creación, distribución y uso de audioguías que han propiciado las apps ha permitido que sitios que nunca habían podido ofrecer audioguías, ahora las ofrezcan y en los sitios que ya tenían han podido diversificar su oferta.

05_Park Guell

Interpretar el Park Güell fue una app que se publicó para cubrir el déficit de interpretación existente en el Park Güell

Han enriquecido la creación de itinerarios interpretativos. Un clásico de las experiencias de interpretación, el sendero o itinerario interpretativo, fue uno de los ámbitos en los que más tempranamente se probó la utilidad de la tecnología móvil y de la geolocalización. En los primeros experimentos que realizamos nos obsesionaba dar orientaciones para que los usuarios no se perdieran y nos preocupaba la poca visibilidad de las pantallas. El tiempo ha dado lugar a ofertas tan sofisticadas como este itinerario por el Londres de Charles Dickens.

06_Dark London

Con “Dark London” el Museo de Londres abrió el acceso a una nueva dimensión en los itinerarios interpretativos a partir de tres ingredientes: textos de Dickens, una locución cautivadora e ilustraciones de gran calidad

Han permitido el uso de contenidos multimedia “in situ”. Otro de los aspectos novedosos que han aportado las apps y los smartphones al mundo de la interpretación del patrimonio es la posibilidad de reproducir contenidos multimedia en cualquier lugar. Por ejemplo, mostrar distintas fases de un sitio arqueológico, mostrar restituciones 3D de edificios desaparecidos, visualizar fotografías antiguas en el sitio exacto en el que fueron tomadas o utilizar la realidad aumentada para superponer capas de información virtual sobre la imagen real.

07_Rijksmuseum

Guía multimedia del Rijks Museum de Amsterdam

Han propiciado el desarrollo de la gamificación. Uno de los principales usos de los dispositivos móviles es el de plataforma de juegos. Este hecho no ha sido pasado por alto por los intérpretes del patrimonio que han estimulado su imaginación para crear experiencias innovadoras. La interactividad inherente a los dispositivos electrónicos móviles ha favorecido la creación de experiencias interpretativas en las que el componente juego era dominante. Como instrumentos de aprendizaje y estímulo de la curiosidad estas experiencias de gamificación suelen ser altamente eficaces y estimulantes.

10_Faking It

La gamificación no sólo sirve para apps infantiles como lo demuestra esta app promovida por el MET como complemento de su exposición temporal “Faking it”

Han popularizado el uso de la realidad aumentada y de la realidad virtual. La combinación del GPS con el desarrollo de cada vez más potentes motores gráficos con el progresivo aumento de la velocidad de intercambio de datos y con la fuerte evolución de la tecnología de captura de datos tridimensionales (en especial las técnicas de escaneado 3D y fotogrametría digital) ha permitido a los smartphones ofrecer experiencias de realidad aumentada que tan sólo hace diez años requerían de un equipamiento incómodo de transportar, costoso y muy complejo. Olimpia. Experimentos de realidad aumentada.

11_Olimpia

Uno de los primeros experimentos de aplicación de la Realidad Aumentada al Patrimonio en Olimpia

Actualmente podemos pasearnos por las ruinas de la Abadía de Cluny y ver como ante nuestros ojos vuelve a levantarse íntegramente el edificio abacial, o podemos pasear por Londres y descubrir escenas de la vida cotidiana del Londres romano en el Londres actual gracias a la app del Museo de Londres “Londinium”.

12_Cluny

Restitución en realidad aumentada de la abadía de Cluny

Han facilitado el uso de la tecnología de reconocimiento de imagen en experiencias didácticas. La tecnología del reconocimiento de imagen está empezando a utilizarse en los museos para experimentar con las formas artísticas o como instrumento para activar contenidos de una guía multimedia.

13_Cleveland Art Museum

Cleveland Art Museum

Han aumentado los recursos de los intérpretes en las visitas guiadas. Los smartphones y de manera especial las tabletas son instrumentos de gran utilidad para un guía intérprete porque permiten transportar con comodidad gran cantidad de documentación y reproducirla con calidad: vídeos con testimonios de personas fallecidas, fotografías antiguas que ilustran patrimonio desparecido, planos, mapas, archivos de sonidos… Las posibilidades son inagotables. Lo que han aportado las apps y los smartphones al arte de la interpretación

Han hecho posible la socialización de experiencias a través de las redes sociales. La entrada de las instituciones patrimoniales en las redes sociales es uno de los aspectos más innovadores que han propiciado y popularizado las apps y los smartphones. Hace diez años era muy difícil poder asistir a una visita guiada por el Prado conducida por uno de sus conservadores o investigadores. Hoy en día el Prado tiene 250 visitas colgadas en el portal de Storify que documentan experiencias de visita hechas a través de Twitter. Esta interacción entre las instituciones patrimoniales y sus públicos habla tanto de un cambio de actitud a favor del público como de la existencia de una tecnología que lo facilita.

14_Storify Prado

Visitas comentadas en Twitter del Museo del Prado que luego son almacenadas gracias a la herramienta  Storify.

Han ayudado a hacer más accesibles los museos. Los smartphones disponen de unos sistemas de programación que permiten a las personas con dificultades visuales manipular los dispositivos móviles con facilidad (Voice Over en iOS y TalkBack en Android). Este hecho sumado al desarrollo de las técnicas de descripción visual (también llamada audiodescripción) ha facilitado la oferta de contenidos específicos para personas con visión reducida.

15_MCMB

Guía multimedia del Museu de Cultures del Món de Barcelona

La incidencia de las apps y los smartphones en los seis principios de Tilden

Cualquier interpretación que no esté ligada a la experiencia del visitante será estéril La flexibilidad de contenidos que permiten ofrecer los smartphones los hace especialmente eficaces en las situaciones en que es necesario disponer de un discurso en diferentes niveles adaptado a las necesidades de distintos usuarios. Por ejemplo, para una casa museo o una casa histórica en la que la visita se hace en grupos reducidos de personas de distintas procedencias y distintas edades, se puede diseñar una app con contenidos adaptados a diferentes procedencias y a diferentes edades. Así en un mismo dispositivo se pueden concentrar distintas ofertas interpretativas.

La información no es interpretación, la interpretación es revelación basada en información. Las apps y los dispositivos móviles son especialmente interesantes para mejorar la interpretación de aquellas instituciones o sitios patrimoniales (pinacotecas o museos arqueológicos especialmente) que proponen un modelo de presentación – exposición convencional con información pero sin interpretación.

La interpretación es un arte, que combina otras muchas artes. El carácter multimedia de los smartphones es especialmente eficaz para ofrecer experiencias interpretativas que combinan diferentes medios: textos literarios, fotografías, música, obras de arte, locuciones, etc.

19_Bosco VR

App “Bosch VR”, un paseo en realidad virtual por los paisajes del Bosco

El objetivo principal de la interpretación no es la instrucción sino la provocación. Entre todos los principios de Tilden éste quizá es el más significativo. Más allá de informar o de enseñar, la principal misión de los centros patrimoniales respecto a sus visitantes es ser capaces de provocarles la curiosidad y la pasión por el conocimiento, primer peldaño para la formación de ciudadanos responsables y críticos. Las apps se han mostrado especialmente eficaces en la interpretación arqueológica como esta app de Cástulo que los investigadores utilizan para compartir con los visitantes sus hipótesis sobre los restos excavados.

18_Castulo

Cástulo Virtual, app disponible para tabletas Android

La interpretación debe estar dirigida al ser humano en su conjunto, no a un aspecto concreto. La interpretación debe evitar el sectarismo y considerar el patrimonio desde una perspectiva integral. Si aplicamos este principio a la dimensión territorial del patrimonio nos encontramos con este interesante ejemplo de app dedicada a explicar el “Limes” germánico del Imperio Romano.

20_Main Limes

App “Main Limes” declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO

La interpretación dirigida a la infancia debe seguir un enfoque radicalmente propio. Apps, smartphones, pantallas táctiles o conexión a Internet forman parte del universo cotidiano de los más jóvenes y por este motivo cualquier interpretación hecha con estos medios será bien recibida por ellos. El lenguaje audiovisual tiene cada vez más un mayor peso que el lenguaje escrito para las más jóvenes generaciones, más habituadas al uso de los recursos multimedia.

16_Chufin

App “Explorar el arte rupestre” para la Cueva de Chufín (Cantabria), declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO

A modo de conclusión: el factor humano sigue siendo la clave de bóveda

La importancia de la planificación interpretativa ¿Por qué? ¿Para quién? Está claro que la evolución de la tecnología en el siglo XXI nos permite proponer experiencias que eran inimaginables en la década de los 50 del siglo pasado pero también es cierto que para que la tecnología sea eficaz para el patrimonio es necesario que haya gente capaz de imaginar y dar un sentido a estas experiencias y esto sólo será posible con una mejora y crecimiento de la formación en interpretación y también, claro está, si hay instituciones con voluntad de pagar esta interpretación. La tecnología, de momento, no actúa por sí sola sino que obedece a los planteamientos de quienes planifican, por eso la interpretación será eficaz en la medida en que se diseñe desde la cabeza y el corazón.

La importancia de que la interpretación empape las instituciones patrimoniales. El concepto de interpretación ha tenido poca penetración en España. Por contra, han crecido como setas cientos de centros de interpretación. En muchos de estos centros la interpretación sólo se encuentra en el nombre porque generalmente son espacios, en el mejor de los casos, con una vocación didáctica. Actualmente confundimos interpretación con narración de carácter didáctico y esto ha llevado a que los “espacios interpretativos” se conviertan en espacios didácticos, como si se tratara de una extensión de las aulas de las escuelas y eso creo que va en detrimento de la principal función que deben tener los espacios patrimoniales que es enseñar o ayudar o facilitar a los visitantes a disfrutar del patrimonio. Cartel en la Cueva de Tito Bustillo (Ribadesella). Finales de los 90.

La importancia de la formación en interpretación. A pesar de diversas iniciativas, muchas de ellas de calidad, la formación en interpretación sigue siendo insuficiente en nuestro país y, sobretodo, es una formación que se sale de los circuitos académicos convencionales. Los másteres de temática patrimonial cuando la tratan como mucho le dedican un módulo o, en la mayoría de los casos, algunas horas. Y es sorprendente porque la interpretación del patrimonio, además de un instrumento de comunicación, es también la disciplina base para la puesta en valor (activación) del patrimonio. El desconocimiento de esta disciplina lleva a plantear proyectos errados desde el punto de vista de la experiencia del visitante.

17_Formacion

Primer curso sobre creación de apps para museos y sitios patrimoniales organizado en España por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico en su sede de la Cartuja de Sevilla

La interpretación es un arma cargada de futuro. Si algún día en nuestro país el patrimonio consigue convertirse en un sector de actividad capaz de favorecer el desarrollo de los territorios donde está implantado y de las sociedades que lo han heredado será gracias a que la interpretación, la buena interpretación, ha conseguido abrirse camino y ocupar un lugar en los equipos de profesionales que se ocupan de planificar, proyectar y gestionar la activación (puesta en valor) del patrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s